¿Tiene solución el estreñimiento?

Sí, el estreñimiento tiene solución, pero no es sencilla y lo primero que hay que hacer para atajar el problema es conocer sus causas y sus remedios. Y eso es lo que te vamos a explicar en este post.

En el 90% de los casos se considera que el estreñimiento es debido a causas funcionales, es decir, que no hay nada que lo provoque más allá de nuestro estilo de vida.

Y en el otro 10% de los casos puede ser secundario a enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo o dolencias del propio aparato digestivo, puede deberse a situaciones especiales de la vida de la mujer, como el embarazo, o incluso a la toma de algunos medicamentos, como los antibióticos, antidepresivos, o el mismo abuso de los laxantes.

Si crees que tu caso puede encontrarse entre este 10%, lo mejor es que consultes con tu médico o farmacéutico. Pero estadísticamente, 9 de cada 10 casos se deben al estilo de vida y es posible que el tuyo se encuentre entre ese 90%, especialmente si tienes tendencia a sufrir estreñimiento desde siempre.

¿Sufres estreñimiento desde hace años y lo has probado todo? Ahora que ya hemos hablado de las causas, veamos los remedios.

Bienestar - ¿Tiene solución el estreñimiento?

Supongamos que sigues una dieta saludable y que comes cinco raciones diarias de frutas o verduras: que tomas fruta de postre en el almuerzo y en la cena, y también en el desayuno y la merienda. Esto debería aportarte la cantidad de fibra prebiótica necesaria cada día. Pero, ¿de verdad comes tanta frutas y verdura?

Por otra parte, supongamos que también tomas cereales integrales (pan, arroz, pasta...), que tomas legumbres entre una y dos veces por semana y tomas un yogur cada día porque te aporta probióticos. ¡Eso sí que es hacerlo bien!

Y por fin, supongamos que bebes entre un litro y medio y dos litros de agua cada día. Y, además, practicas ejercicio de forma regular, es decir, un mínimo de tres veces por semana, manteniendo así un estilo de vida activo. ¡De sobresaliente!

Efectivamente, todo eso está muy bien: está alineado con las recomendaciones de salud más extendidas y universales. Pero se tratan sólo de una buena base, y no es suficiente para todas las personas.

Y entonces, ¿qué se puede hacer? Hay que hacer ajustes en el estilo de vida más allá de la alimentación y el ejercicio. Ahí está la clave y también la dificultad, porque muchos de estos ajustes son complicados de llevar a cabo en nuestra ajetreada vida.

En primer lugar, es muy importante atender al reflejo defecatorio y no ignorarlo nunca, bajo ningún concepto. Si el estreñimiento es algo que te hace sufrir y sientes la llamada de tu intestino, tienes que atenderla de inmediato, siempre. Verás que es muy frágil y desaparece en un despiste.

Pero es posible que ya nunca sientas esa llamada. Te espera entonces un largo trabajo y deberás poner las condiciones para volver a sentirla. ¿Pero cuáles son esas condiciones?

Déjanos hacerte un par de preguntas. Del uno al diez, puntúa la calidad de tu descanso. ¿Duermes lo suficiente? Y, del uno al diez, ¿sufres estrés? Si estas dos puntuaciones son altas, tenemos aquí otro foco del problema.

No dormir lo suficiente y no tener tiempo por la mañana para ir al baño son dos malos hábitos que pueden provocar estreñimiento. Levantarse a toda prisa por la mañana y salir corriendo de casa sin desayunar y sin haber ido al baño es un error.

Debería pasar por lo menos una hora entre que te levantas y sales por la puerta de casa. Y en esa hora, deberías desayunar tranquilamente, notar cómo se activa tu reflejo defecatorio e ir al baño antes de salir. Porque si no vas al baño antes de salir, ¿cuándo lo harás? Seguramente no querrás ir al baño en el trabajo, y tampoco en el bar… ¿Te esperarás hasta volver a casa por la noche?

A esas horas, ignorando el reflejo defecatorio desde hace tiempo y en repetidas ocasiones a lo largo del día, quizás ya no se digne a aparecer de nuevo.

Manteniendo un estilo de vida saludable y atendiendo a las señales que nuestro propio cuerpo nos envía, deberíamos sentir cómo nuestro estreñimiento va desapareciendo. De todos modos, siempre debemos confiar en nuestro médico o farmacéutico y consultarle acerca de nuestro malestar intestinal. Quizás pueda recomerdarnos algún complemento alimenticio con fibra prebiótica y probióticos que puedan ayudar a mejorar nuestro tránsito y regularidad intestinal.

Esto es todo por hoy, pero seguiremos hablando del tema. Síguenos y te ayudaremos a llevar un estilo de vida más saludable.

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Qué puedes comer si tienes cólicos gastrointestinales

Qué puedes comer si tienes cólicos gastrointestinales

Los cólicos son una molesta condición que normalmente se produce por un tránsito intestinal irregular, habitual cuando se ingieren alimentos pesados. Descubre qué alimentos son recomendables en esta situación y cuáles es conveniente evitar.