Por qué tenemos fiebre y cómo podemos bajar nuestra temperatura

Habrás oído decir que la fiebre es un mecanismo de defensa. Pero ¿de qué se defiende nuestro cuerpo? ¿Y por qué sube la temperatura? ¿Cuál es la temperatura máxima a la que podemos llegar sin que nos tengamos que preocupar? ¿Cuál es la mejor forma de bajar la temperatura? En este post queremos dar respuesta a estas preguntas para tranquilizarte si tienes fiebre y para ayudarte a aliviarla y sentirte mejor.

Cómo aliviar la fiebre

Mecanismo de defensa. La fiebre activa el sistema inmunitario para producir las células y sustancias que se encargan de protegernos frente a las infecciones: los distintos tipos de glóbulos blancos, los anticuerpos y otros elementos de defensa. Por eso, la fiebre suele ser signo de una infección, que puede ser por bacterias o por virus, como en el caso de la gripe. Aunque la fiebre tiene otras posibles causas: una reacción normal a las vacunas, un fuerte traumatismo, un golpe de calor, o deshidratación –en estos casos el cuerpo está tratando de regular la temperatura corporal y para ello dispara su temperatura o aumenta la transpiración, según el caso. En este punto cabe recordar que, aunque el resfriado también es una infección vírica, no suele ir acompañada de fiebre. En este post te contamos cómo diferenciar gripe y refriado.

Fiebre y temperatura. La temperatura elevada es fiebre, aunque el concepto de alta o normal es muy relativo y depende de cada persona, en función de nuestra temperatura basal. Aún así, como norma general, consideraremos que se trata de febrícula mientras no llegue a los 38ºC. A partir de ahí, ya podemos hablar de fiebre, pero no estará en parámetros preocupantes mientras se mantenga por debajo de los 40ºC. Con una temperatura más alta de 40ºC o 41ºC, es recomendable acudir a urgencias médicas.

Cómo aliviar la fiebre. Lo primero que hay que hacer es controlar la temperatura y atender los otros síntomas que pueden acompañar la fiebre: sudoración, malestar, escalofríos, dolor de cabeza. En este post te damos algunos consejos para rebajar tu temperatura corporal.

Además de tomar ciertas medidas físicas, como aplicar frío de forma local en la frente, o darse un baño templado, algunos medicamentos, como los antitérmicos y analgésicos, pueden aliviar los síntomas, rebajando la temperatura y aliviando el dolor y el malestar que suelen acompañar la fiebre. Incluir un antioxidante como la vitamina C en la dieta –una buena ocasión es en el desayuno– puede ayudar a proteger las células y ayudar a reforzar las defensas.

Sigue nuestro blog, en él encontrarás más consejos y recomendaciones para mantener tu salud y disfrutar de bienestar.

 

L.ES.MKT.CH.01.2018.0621

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Tipos de secreciones nasales y algunas curiosidades

Tipos de secreciones nasales y algunas curiosidades

¿Sabías que el color y la textura de las secreciones de la nariz te pueden dar pistas de tu estado de salud? En esta época en la que el pañuelo es tu compañero inseparable, quizás te interese saber algunos datos curiosos sobre los mocos.