¿Te has hecho un tatuaje? Aprende a darle el cuidado correcto

Los dibujos permanentes en la piel, conocidos como tatuajes, han existido desde hace muchos años y la manera de realizarlos ha evolucionado junto con ellos. Antiguamente, su realización era más artesanal: una simple aguja con la punta impregnada en tinta y un pequeño palo de madera que servía como taladro manual. Se colocaba la aguja sobre la piel y se iban dando pequeños golpecitos con la madera para perforar la epidermis y así la tinta quedaba depositada sobre la piel.

Actualmente, el principio sigue siendo el mismo, pero de una manera menos rudimentaria, logrando hacer diseños más complejos y en menos tiempo a través de las máquinas de tatuar. ¿Sabías que estas máquinas pueden llegar a realizar entre 50 y 100 perforaciones en la piel por segundo? Por esta razón es normal que nuestra piel, después de realizar el tatuaje, se muestren alteraciones que debemos tener presentes.

Un tatuaje nuevo provoca alteraciones en la superficie de tu piel, aprende los cuidados necesarios para tu piel y tu tatuaje.

¿Qué aspecto tiene el tatuaje recién hecho?

Tengamos en cuenta que un tatuaje recién hecho, puede provocar irritaciones y alteraciones en la piel (por la cantidad de perforaciones que realiza la máquina tatuadora), por lo tanto, tiene que pasar por las fases naturales de restauración.

Las heridas sanan por etapas. Cuanto más pequeña sea la herida más rápidamente sanará. Por supuesto, no es lo mismo el tiempo y proceso de curación de un pequeño tatuaje que uno de gran tamaño.

Sea cual sea el tamaño, la zona de la piel recién tatuada tiende a inflamarse y se pone en “relieve”, padeciendo síntomas de enrojecimiento.

Esta sensación es normal debido a que la piel se va curando y cicatrizando progresivamente. No obstante, si quieres una opinión profesional, puedes consultar con tu farmacéutic@, qué pomada o producto puede ayudarte mejor en la pronta recuperación de tu piel.

Cuidados para una correcta recuperación de la piel después de haber realizado un tatuaje

Una vez concluido el tatuaje, debemos tener en cuenta ciertas precauciones para que la recuperación de nuestra piel sea la correcta, y así evitar posibles complicaciones:

  • Dejar el vendaje de 2 a 24 horas. Cuando salgas del estudio, el tatuador habrá cubierto la zona con un vendaje ya que la piel estará hipersensible. No caigas en la tentación de destapar el vendaje para enseñárselo a tus amigos y familiares. El vendaje sirve para proteger la piel del contacto con bacterias que pudieran dañarla por lo que debes dejarlo un mínimo de 2h antes de quitártelo.
  • Retira el vendaje cuando haya pasado el tiempo indicado por tu tatuador. Es hora de lavarlo por primera vez. Por supuesto, tus manos deben estar limpísimas. Usa agua templada y jabón antibacteriano y de pH neutro. Frota con las manos cuidadosamente el tatuaje, eliminando restos de sangre y tinta. Intenta que el agua no le caiga directamente, puedes echar agua con las manos, por ejemplo y secarlo posteriormente. Da pequeños toques, sin frotar. Deja el tatuaje descubierto durante 20 minutos o 1 hora para que respire y el exceso de humedad se evapore. No te vendes más el tatuaje después del vendaje inicial.
  • Cuando el tatuaje esté completamente seco y la piel empiece a sentirse tirante, aplica una pomada recomendada por tu farmacéutic@ para la recuperación de tu piel después de haber realizado un tatuaje. Productos que contengan Pantenol (provitamina B5) pueden ayudarte a hidratar tu piel y contribuir al proceso natural de su regeneración.

 Efectos de un buen cuidado del tatuaje

  • El tamaño no importa, es decir, quizás no prestes especial atención a tu tatuaje porque es muy pequeño, pero de igual manera tanto un tatuaje pequeño como uno grande, si no prestas atenciones a su cuidado, podría dañar tu piel.
  • No te rasques. Cuando se cura, es normal que aparezcan costras. Debes dejar que se sequen y se caigan por sí solas, ya que esto forma parte del proceso natural de regeneración de tu piel.
  • Ten en cuenta que, con el tatuaje recién hecho, no debes sumergirlo en agua hasta que se haya curado completamente, para evitar posibles infecciones.
  • Tampoco deberías dejar el tatuaje expuesto al sol, ya que con la luz del sol se puede aclarar el color de la tinta. Por este motivo, recomendamos que te tatúes en épocas frías para evitar exponerlo a las inclemencias del tiempo.
  • Si has cuidado bien tu nuevo tatuaje, estará curado y tu piel perfectamente regenerada en unas 4 ó 6 semanas. 

Descubre en nuestro blog todos los detalles y novedades de salud en activo, para mantener una piel cuidada.

 

L.ES.MKT.CH.10.2019.1442

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

¿Qué beneficios tiene el pantenol en la piel?

¿Qué beneficios tiene el pantenol en la piel?

El pantenol o pro-vitamina B5 protege la piel desde el interior, favoreciendo el proceso natural de regeneración. Por este motivo y por otras propiedades se emplea en numerosos cosméticos que nos ayudan a hidratar, proteger y regenerar la piel.

Cómo puedes ayudar a regenerar tu piel dañada por factores externos

Cómo puedes ayudar a regenerar tu piel dañada por factores externos

Algunas condiciones meteorológicas a las que se expone nuestra piel producen cierta irritación y pueden lastimarla. Pero, además del frío o el viento, hay otras agresiones externas que también afectan a la integridad de la barrera protectora de la piel: tatuajes, sequedad, cicatrices, rozaduras y grietas.