Cómo puedes ayudar a regenerar tu piel dañada por factores externos

Cómo puedes ayudar a regenerar tu piel dañada por factores externos

Algunas condiciones meteorológicas a las que se expone nuestra piel producen cierta irritación y pueden lastimarla. Pero, además del frío o el viento, hay otras agresiones externas que también afectan a la integridad de la barrera protectora de la piel: tatuajes, sequedad, cicatrices, rozaduras y grietas.