5 síntomas a tener en cuenta para saber si tus defensas están bajas

Si sientes cansancio de forma continua y tu cuerpo te pide quedarse en casa, puede ser un claro síntoma de defensas bajas.

El sistema inmunológico es el responsable de protegernos frente a sustancias nocivas como bacterias, virus, hongos y parásitos, evitando así posibles infecciones o enfermedades. No obstante, en ocasiones es posible que se debilite y por ello que esté expuesto ante estos agentes externos.

Conoce los síntomas más comunes para saber si tus defensas están bajas y qué hacer para poder evitarlo.

Un sistema inmunológico puede estar debilitado por diferentes motivos: llevar una mala alimentación, cambios de temperatura frecuentes, exposición a contaminación o padecer enfermedades que afectan al sistema inmune como la anemia, entre otras. Cuando esto pasa, el cuerpo suele mostrar algunos indicios. Pero ¿cuáles son las señales de alarma?

  1. Cansancio permanente: estar agotados recién levantados o al realizar esfuerzos mínimos son síntomas para tener en cuenta que, probablemente, las defensas estén bajas.
  2. Caída del cabello: es cierto que la caída del cabello puede producirse por muchos motivos, pero si es frecuente y prolongada lo mejor es acudir al médico, ya que podría ser una señal de alerta de un sistema inmune debilitado.
  3. Infecciones y resfriados frecuentes: un posible síntoma también es el hecho de tener infecciones y resfriados leves de manera frecuente. Las más comunes en este caso son la infección de orina, encías inflamadas o enrojecidas, diarrea…
  4. Alergias: el polen o el polvo son ejemplos de agentes de nuestro alrededor que pueden producirnos alergias; no obstante, si son muy frecuentes también pasan a ser un posible síntoma de que puedes tener el sistema inmunitario débil.
  5. Cicatrización lenta de las heridas: si hasta un pequeño corte tarda muchos días en cicatrizar y, además, te duele puede significar que tu sistema inmunitario no te esté defendiendo correctamente.

Para evitar estos síntomas mencionados y mantener las defensas en plena forma te dejamos algunos consejos sobre hábitos saludables a seguir:

  • Duerme lo suficiente: para disfrutar de una buena salud es necesario estar bien descansado. Se recomienda dormir, al menos, de 7 a 8 horas y así poder recuperar la energía gastada durante el día.
  • Intenta reducir el estrés: las defensas están en mejores condiciones cuando se lleva una vida relajada y tranquila. El estrés, ansiedad o los nervios no dejan que el cuerpo descanse como es debido y esto también provoca un mayor cansancio. Evita estas situaciones de estrés o mitígalas con técnicas de relajación o deporte.
  • Higiene y limpieza: mantener una buena higiene hará que mantengamos más alejados del organismo a los agentes externos que causan enfermedades. Acciones como lavarse las manos varias veces al día o lavar los alimentos antes de cocinarlos puede ayudar a tener unas defensas sanas.
  • Cuida tu dieta: es necesario mantener una dieta variada y equilibrada en todo momento, rica en frutas, verduras y proteínas magras, y baja en azúcar, grasas y alcohol. Hay ciertas vitaminas esenciales para nuestras defensas, como la vitamina C, que fácilmente se encuentra en frutas cítricas.

Para asegurarte de que los niveles de vitaminas que ayudan a tus defensas son adecuados, también es recomendable añadir a tu dieta complementos vitamínicos y así tener tus defensas siempre al 100%.

¡Cuídate y no dejes que tu energía, tu rendimiento y tus defensas se debiliten!

 

L.ES.MKT.CH.03.2020.1686

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida