Probióticos para reforzar la flora vaginal y proteger la salud íntima

La microbiota vaginal, coloquialmente llamada flora vaginal, está formada por millones de bacterias de distintas especies que ofrecen protección frente a las infecciones vaginales. Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades suficientes, aportan un beneficio saludable.

Cuando los administramos de forma adecuada, los probióticos se adhieren a la mucosa vaginal y restablecen la flora íntima de forma natural. Así controlamos la población de bacterias de la flora vaginal y evitamos un crecimiento excesivo de los hongos y bacterias que causan las infecciones vaginales.

Refuerza la flora vaginal

Las bacterias que están en mayor proporción en la flora vaginal son diversas especies de Lactobacillus (96%). Los lactobacilos necesitan crecer muy rápido y compiten con otros microorganismos potencialmente patógenos. Si se produce un desequilibrio de la flora vaginal, incrementándose los microorganismos potencialmente patógenos, se altera la salud íntima y se favorece el desarrollo de infecciones. Si sientes molestias en tu zona íntima puede ser que tu flora vaginal esté alterada.

Cuando la infección es por hongos, se trata de una candidiasis, ya que el hongo causante es Candida. Cuando la infección es por bacterias, hablamos de una vaginosis bacteriana. En ambos casos puedes sentir molestias en la vagina y zona vulvar, y tu calidad de vida se puede ver afectada en términos de salud, higiene y comodidad.

La aplicación de probióticos en la vagina refuerza, reequilibra y reestablece la flora vaginal, de modo que es una forma práctica y fácil de proteger la salud íntima para prevenir infecciones vaginales. Por eso, si has tenido una infección vaginal con anterioridad, el uso de probióticos vaginales es recomendable para prevenir que las infecciones vaginales sean recurrentes.

 

L.ES.MKT.CH.11.2018.0955

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida