Pie de atleta, el hongo del verano

El verano es sinónimo de playa, piscinas, excursiones, disfrute del tiempo libre… y de la aparición de hongos en los pies. Las piscinas y las zonas húmedas de clubs, gimnasios o campings son el hábitat ideal para estos microorganismos. La humedad, el calor y el sudor son tres factores que ayudan a que los hongos se instalen en tus pies. Aquí te damos consejos que te ayudarán a prevenirlos, unas pistas para que sepas si puedes tener hongos en los pies y, en caso de que ya hayan hecho acto de presencia, unos consejos para combatirlos y eliminarlos.

Aprende a cuidar tus pies para evitar la aparición de hongos este verano.

Los hongos más comunes que puedes contraer en verano son el pie de atleta y la tiña de uñas. Poder identificar si tienes hongos en los pies es clave para su cuidado. El pie de atleta es habitual en personas que practican deporte con calzado cerrado y afecta especialmente la piel alrededor de los dedos, aunque también puede afectar la planta y los laterales. El síntoma más habitual es la rojez, acompañada de picazón y de una notable descamación y agrietamiento de la zona.

Por otro lado, la tiña de uña también suele darse cuando tenemos el pie húmedo durante tiempo en un calzado cerrado o cuando no nos los secamos correctamente tras el baño. Este hongo también es de fácil detección: las uñas se vuelven quebradizas, gruesas y descoloridas. Pueden tardar meses en aparecer estos síntomas, por eso normalmente la persona que desarrolla esta infección no se da cuenta hasta que ya está bastante extendida por la uña. Es conveniente actuar con rapidez para evitar que el hongo se extienda a todas las uñas.

La aparición de los hongos se puede prevenir siguiendo unos sencillos hábitos de cuidado e higiene. Las medidas básicas tienen que ver con la protección de los pies: llevar siempre un calzado adecuado, especialmente en duchas, baños públicos y  vestidores.

También es importante saber cómo cuidar tus pies si ya tienes hongos. Además del tratamiento antifúngico, es importante seguir unas medidas de higiene para evitar que tus hongos puedan contagiar otras personas si compartes con ellas zonas de aseo o baño.

Para atenuar o eliminar el síntoma más evidente, el mal olor, puedes usar un desodorante específico para pies. Si escoges un desodorante con acción antifúngica y antibacteriana, contribuirás a mantener los pies sanos y alejados de los hongos.

En este blog encontrarás recomendaciones para cuidar tus pies y disfrutar de su salud y bienestar.

 

L.ES.MKT.CH.08.2018.0879

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida