¿Qué hacer para que los pies no huelan tanto en verano?

Uno de los clásicos cuando llega el verano es la podobromhidrosis, el mal olor de los pies. Se trata de un síntoma que ha afectado alguna vez a buena parte de la población, pero no por ello no es evitable. Para llegar a la solución, primero hay que llegar a la raíz del problema. ¿Por qué huelen los pies? Pues lo hacen porque sudan más que el resto del cuerpo, no en vano tienen unas 250.000 glándulas sudoríparas, y este sudor se descompone por acción de las bacterias presentes en la piel. Sin embargo hay otras razones por las que huelen los pies.

Uno de los clásicos cuando llega el verano es el mal olor de los pies. ¿Quién no lo ha padecido alguna vez?

La higiene es uno de los factores fundamentales para evitar que, al sudar, te huelan los pies. Pero no basta con lavarlos a diario. Es necesario realizar una rutina de cuidado específico de los pies, un par de veces al día, que contemple el correcto lavado, secado y cuidado de los pies. Una vez limpios y secos, puedes aplicar algún tipo de desodorante con propiedades fungicidas y antibacterianas.

Aprovecha la limpieza específica de los pies para inspeccionar su aspecto; puede que esta práctica te ayude a identificar una infección fúngica, como el pie de atleta. Ten en cuenta que la humedad, junto con poca aireación y calor es el ecosistema perfecto para los hongos de los pies.  Fíjate también en el aspecto de las uñas, ya que son uno de los focos en los que se concentran las bacterias causantes del mal olor.

Además de una higiene y control exhaustivos del estado de los pies, evitar el olor pasa por cumplir con otra serie de rutinas: usar un calzado transpirable y cambiarlo a menudo, usar calcetines frescos, de fibra natural; vigilar con las duchas –el uso de chanclas es imprescindible para evitar contagio de hongos en los pies.

Sigue este blog para tener más recomendaciones sobre el cuidado de los pies.

 

L.ES.MKT.CH.08.2018.0879

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida