Cómo afecta al sueño tener la nariz tapada

El inicio de la primavera es tiempo de resfriados y éstos suelen manifestarse habitualmente en forma de una molesta congestión nasal que, además de ser incómoda, puede afectar al sueño y el descanso, lo cual puede condicionar nuestro rendimiento y humor. La nariz es, por lo tanto, un órgano mucho más importante para nuestro organismo de lo que pensamos. Es el encargado, por ejemplo, de filtrar, calentar y humedecer el aire que respiramos, eliminando gérmenes, polvo y otros elementos irritantes.

La congestión nasal puede afectar al sueño y el descanso, y por tanto, al rendimiento diario.

La mejor forma de combatir la congestión nasal y la sensación de nariz tapada es realizando una higiene nasal óptima, de forma rutinaria, como una parte más del cuidado integral de nuestra salud. La limpieza de la nariz mediante la realización de lavados nasales utilizando sprays de agua de mar con oligoelementos, ayuda a limpiar y humidificar las fosas nasales. La hidratación también es una buena aliada para mantener la nariz despejada. Beber mucha agua, caldos y consomés, es una buena forma de hidratarse que acaba favoreciendo la descongestión de la nariz. Además, también es recomendable el uso de humidificadores ambientales, que mantienen una humedad del aire óptima para poder respirar bien.

Las soluciones de agua de mar facilitan la respiración. Por un lado, despejan las fosas nasales. Y, por otro, reblandecen las secreciones nasales, lo que favorece la eliminación de moco. Estas soluciones salinas pueden ser isotónicas, especiales para el uso en niños y bebés, o hipertónicas, con concentraciones de cloruro de sodio que pueden llegar al 2,3%. En el caso de las soluciones hipertónicas, al aplicarlas en la nariz, la salinidad de estas soluciones arrastra la suciedad y mucosidad, disminuyendo la inflamación y el edema nasal.

Sea cual sea la causa de la congestión nasal, los efectos sobre la respiración son muy similares. ¿Qué pasa, por lo tanto, cuando estamos congestionados y tenemos la nariz tapada? En primer lugar, que respiramos por la boca aumentando el riesgo de infecciones respiratorias como la faringitis, reduciendo el sentido del gusto y facilitando la entrada de aire frío y seco (posible aparición de tos aguda o crónica) y de gérmenes y contaminación en los pulmones. Por eso es conveniente descongestionar la nariz; lo puedes hacer con una solución de agua de mar.

Existen, también, algunos pequeños hábitos que te pueden ayudar a respirar más fácilmente cuando tienes la nariz tapada:

  • Instala un humidificador en la habitación durante la noche. Te ayudará a respirar mejor.
  • Tras la cena, tómate alguna infusión caliente. Además de templarte y darte sensación de bienestar, te aliviará la congestión.
  • Si te estás medicando contra el resfriado, tómate la última dosis del día justo antes de ir a dormir. De esta forma focalizarás sus efectos mientras duermes.
  • Si, por el contrario, eres más de los remedios tradicionales, haz unos vahos con agua y aceite esencial de eucalipto. Son mano de santo para abrir las fosas nasales.
  • Justo antes de ir a dormir, hazte un lavado nasal. Es una forma sencilla y efectiva para descongestionar la nariz tapada y te ayudará a dormir mejor.
  • No duermas totalmente plano. Coloca alguna almohada extra o cojín que te eleve la cabeza. Así facilitarás el drenaje de la nariz y la apertura de los conductos nasales.

Consejos aparte, recuerda que si, pese a todo, la congestión nasal no mejora o empeora después de 7 días desde el inicio del tratamiento sintomático, debes acudir a un especialista.

Sigue nuestro blog, encontrarás consejos e información útil para tu salud y bienestar.

 

L.ES.MKT.CH.11.2018.0991

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Tipos de secreciones nasales y algunas curiosidades

Tipos de secreciones nasales y algunas curiosidades

¿Sabías que el color y la textura de las secreciones de la nariz te pueden dar pistas de tu estado de salud? En esta época en la que el pañuelo es tu compañero inseparable, quizás te interese saber algunos datos curiosos sobre los mocos.