Cómo afecta el estrés al rendimiento mental

¿Alguna vez te has sentido superado por las responsabilidades y demandas de lo que vives en tu día a día? Entonces quizá hayas padecido alguna situación de estrés.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el estrés es el “conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”. Teniendo esto en cuenta, un estrés a corto plazo puede ser positivo ya que actúa como un proceso de adaptación al entorno y ayuda a mejorar el rendimiento de tu cerebro. No obstante, mantener una tensión constante o un estrés crónico puede llegar a causar problemas de salud.

El estrés puede estar provocado tanto por responsabilidades propias de tu rutina diaria como por momentos puntuales que te influyen, tales como la pérdida de un ser querido o tener dificultades económicas, entre otros.

El estrés sufrido a diario puede perjudicar tu bienestar. Descubre cómo afecta a tu rendimiento y cómo evitarlo.

Algunos de los síntomas que se pueden presentar cuando se padece estrés son:

  • Dolor de cabeza: es el más frecuente debido a la tensión muscular que ejercemos sobre cabeza, mandíbula y cuello, cuando estamos ante una situación de estrés.
  • Mala memoria, falta de energía, concentración y cansancio mental, debido a que al centrar nuestra atención de manera excesiva en un tema concreto, nos olvidamos de todo lo demás. Además, si el cerebro se focaliza en una sola cosa luego le será más difícil recordar otras.
  • Malestar digestivo, como diarrea o estreñimiento, puesto que el estrés provoca tensión muscular y esta puede alterar el funcionamiento de tu metabolismo.
  • Cansancio constante, agotamiento físico y falta de energía prolongada causada por insomnio o exceso de sueño.
  • Problemas sexuales.
  • Desgaste celular y envejecimiento prematuro.

Todos estos síntomas afectan de manera directa o indirecta en nuestro rendimiento mental, ya que hacen que nuestro cerebro se colapse y no funcione de manera correcta.

Manteniendo unos buenos hábitos o utilizando ciertas técnicas se puede prevenir y aliviar los síntomas del estrés prolongado. Para mitigar el estrés, los expertos recomiendan realizar prácticas como:

  • Parar y analizar el problema para verlo desde otra perspectiva y solucionarlo de otra manera. Tener mayor confianza en uno mismo y en las propias capacidades para solventar contratiempos, también ayudará a enfrentarse a un menor estrés.
  • Aceptar que hay situaciones que no se pueden cambiar y que hay que lidiar con ellas de la mejor manera posible.
  • Intentar alejarse de la fuente de estrés.
  • Hacer ejercicio de forma regular para liberar tensiones.
  • Intentar mantener una actitud positiva ante problemas o situaciones complejas.
  • Practicar técnicas de relajación como yoga o pilates.
  • Intentar establecer límites en caso de ser provocado por exceso de tareas en el trabajo o en el ámbito familiar.
  • Una dieta rica en vitaminas: muchas vitaminas tienen un papel clave en la producción de energía y el metabolismo y, por lo tanto, para el desarrollo de la capacidad física y vitalidad óptimas que dependen de la producción de la energía que necesita el cuerpo. Además, las vitaminas y minerales son esenciales para las funciones cognitivas óptimas y la agudeza mental.

En concreto, la vitamina B favorece al funcionamiento cerebral y al rendimiento mental. Mantener una dieta sana y equilibrada, como la mediterránea, que sea rica en vitaminas como la vitamina B12, vitamina B6 o vitamina B1, ayudará a tu cerebro a lidiar con el estrés. También se puede reforzar con complementos multivitamínicos o complejos vitamínicos que pueden ayudarte a superar estos momentos de máxima exigencia.

Visita nuestro blog para descubrir más acerca del estrés y otros factores que afectan a tu rendimiento físico y mental.

 

L.ES.MKT.CH.01.2020.1591

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Pérdidas de memoria y cómo evitarlas

Pérdidas de memoria y cómo evitarlas

Tener pérdidas de memoria habituales suele asustarnos pero lo cierto es que hay muchas causas que pueden hacer que esto ocurra. Descubre cuáles son y cómo se puede prevenir en nuestro blog.