Energía para todos los días del mes

Todos los días, mes tras mes, tienes por delante actividades y tareas que requieren de ti tener la máxima energía; sin embargo, hay días en los que te sientes más agotada de lo habitual y otros en los que rebosas vitalidad. Qué bueno sería mantener la misma energía y vitalidad todos los días, ¿verdad?

Para que tu cuerpo funcione correctamente necesita los nutrientes adecuados, son su fuente de energía. Sin embargo, una alimentación sana y variada a veces no es suficiente y tu cuerpo requiere un complemento de vitaminas y minerales. ¿Te imaginas un complemento que se adaptara a tus necesidades de energía día tras día? Se trata de elegir bien el complemento de vitaminas y minerales que aporte a tu cuerpo los micronutrientes específicos para conseguir mantener tu energía y vitalidad en todas tus actividades y así llegar a todo.

Micronutrientes adaptados al ciclo

Los micronutrientes de un complemento de vitaminas, minerales y plantas medicinales permiten a tu cuerpo activar y equilibrar la energía que necesitas en todo tu ciclo biológico. Concretamente, las vitaminas B12, B6 y C, y el cobre, el hierro y el magnesio contribuyen al metabolismo energético, disminuyendo el cansancio y la fatiga. Junto con el ácido fólico y el zinc, el hierro, el magnesio y las vitaminas B12 y D favorecen los procesos de división celular y la regeneración del tejido. La vitamina C, además, favorece la absorción y el transporte de hierro, que contribuye a la formación de glóbulos rojos y hemoglobina, para que puedas llegar a todo. Y la manzanilla ayuda a relajarte, contribuyendo a tu bienestar físico y del sistema nervioso.

Con este aporte de micronutrientes específicos, tu cuerpo adapta la energía a las necesidades de tu ciclo biológico. Dale un plus de energía y vitalidad a tu cuerpo y disfruta al 100% de todo tu ciclo.

SUPM-0416-01

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

¿Cómo afecta el invierno en la producción natural de serotonina?

¿Cómo afecta el invierno en la producción natural de serotonina?

Los días fríos y con poca luz de invierno pueden afectar a nuestro estado de ánimo, ya que la falta de luz solar influye en un aumento de eliminación de serotonina, lo que conlleva sentirnos con menos ánimo. Esta situación puede afectar directamente en nuestro estado de ánimo.