Energía para el desarrollo de tus hijos: más vitales, más sanos

Crecer es un proceso que requiere mucha energía y, aún así, a veces sorprende la vitalidad que desprenden los niños en todo lo que hacen, ¿verdad? Si tus hijos están en su etapa infantil, necesitan un aporte de energía constante que asegure un correcto desarrollo físico e intelectual. Unos hábitos saludables en cuanto a dieta, ejercicio físico y relación social también contribuirán de forma positiva.

Para que tus hijos tengan un crecimiento y desarrollo saludables, debes procurar ofrecerles una buena alimentación. Aún siguiendo una dieta equilibrada, puede ser recomendable ofrecerles un aporte de vitaminas y minerales como complemento a la dieta.

Podemos aportar un complemento que contenga vitamina C, ya que ayuda a mantener unas buenas defensas; vitaminas del grupo B, que contribuyen a la producción de energía y favorecen el crecimiento; vitamina A, que ayuda en el desarrollo de los huesos y la salud visual; y vitamina D, que interviene en la formación de los dientes y los huesos.

Complementos de vitaminas y minerales para el crecimiento y desarrollo infantil

En cuanto a minerales y oligoelementos, su función es básica y esencial para las funciones metabólicas y la formación de tejidos. Los principales minerales, que puedes aportarle a tus hijos de forma complementaria son: el calcio, para la salud de sus huesos; el hierro, para la formación de músculo y de glóbulos rojos; el yodo, para su desarrollo intelectual; el zinc, para su piel; y el flúor, para la formación de sus dientes.

Tienes muchas posibilidades entre las que elegir, pero ten en cuenta que en la edad infantil el formato es importante para que adopten el hábito de incluirlo de forma fácil y natural: un complemento de vitaminas y minerales en forma de gominolas facilitará, sin duda, poder completar el aporte de energía extra que tus hijos necesitan en épocas de crecimiento y desarrollo.

SUPJ-0416-07

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

¿Cómo afecta el invierno en la producción natural de serotonina?

¿Cómo afecta el invierno en la producción natural de serotonina?

Los días fríos y con poca luz de invierno pueden afectar a nuestro estado de ánimo, ya que la falta de luz solar influye en un aumento de eliminación de serotonina, lo que conlleva sentirnos con menos ánimo. Esta situación puede afectar directamente en nuestro estado de ánimo.