Los beneficios del agua de mar para la piel atópica

El agua ha sido, tradicionalmente, sinónimo de salud. Ya en la antigüedad, los griegos, egipcios y romanos conocían sus bondades y practicaban la hidroterapia, la balneoterapia (aguas termales y medicinales) y, especialmente, la talasoterapia (agua de mar). Pero no fue hasta mediados del siglo XVIII cuando estudios médicos empezaron a recomendar los baños de mar como remedio medicinal. Tres siglos después nos bañamos en el mar más por ocio que por prescripción, pero los beneficios del agua marina siguen siendo los mismos. Por eso, una de las medidas para el cuidado de la piel, especialmente en verano, es el contacto con el agua del mar.

Aprende a cuidar tus pies para evitar la aparición de hongos este verano.

El agua que compone los océanos y mares de la Tierra es salada por la concentración de sales minerales disueltas que contiene, unos 35 gramos por litro de media. Una solución salina muy efectiva para las pieles atópicas. Estas son algunas de las propiedades del agua de mar:

  • Contiene elementos vitales presentes en el cuerpo humano, como minerales, oligoelementos, aminoácidos e incluso vitaminas.
  • Es rica en microorganismos que producen sustancias antibióticas, antimicrobianas y antibacterianas.
  • Actúa como un exfoliante natural y ayuda a eliminar las toxinas de la piel.
  • Repone minerales de la piel que se han perdido con el sudor. El magnesio, en particular, mejora la hidratación de la piel, así como su aspecto general.
  • Tiene grandes propiedades antisépticas, por lo que es muy útil en la curación de heridas menores, cortes, erupciones y abrasiones.

La combinación de todas estas propiedades hace que el agua marina tenga la capacidad de aliviar las pieles dañadas e irritadas y de limpiar las mucosas. En este sentido, esta agua salada reduce la inflamación y ayuda a reducir los síntomas de enfermedades de la piel como la dermatitis atópica, la psoriasis o el eczema. Pero estos beneficios no se deben sólo a la acción de las sales marinas que contiene, sino a la conjunción con una exposición solar limitada, el descanso y la humedad ambiental.

Los beneficios del agua marina van más allá del tratamiento de la piel atópica. Nadar en el mar ayuda a tonificar los músculos y puede beneficiar a las personas afectadas por escoliosis, hernia de disco, artritis o artrosis. Además, los baños en el mar contribuyen a desinfectar heridas e infecciones y también a cicatrizarlas más rápido. Al mismo tiempo, es un buen tratamiento para los talones agrietados y las callosidades.

Además de los beneficios del agua de mar, hay otros factores sobre los que también se puede incidir diariamente en verano para evitar la aparición de brotes de dermatitis atópica:

  • Evita las temperaturas extremas: se recomienda que la temperatura ambiental en casa sea de entre 20 y 22 grados.
  • Vigila el aire acondicionado: los sistemas de refrigeración reducen la humedad ambiental; por lo que es conveniente el uso de humificadores que la mantengan.
  • Hidrata bien tu piel para mantenerla durante más tiempo libre de brotes atópicos: utiliza cosméticos específicos que protejan la micro-flora de la piel, refuercen la barrera cutánea y proporcionen una hidratación duradera.
  • Declara la guerra a los ácaros: limpia y ventila bien tu hogar. La presencia de estos diminutos parásitos puede empeorar los síntomas de la piel atópica.

Sigue nuestro blog para aprender más acerca del cuidado de la piel.

 

L.ES.MKT.CH.08.2018.0879

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida