Avena y glicina, ingredientes de origen natural para calmar e hidratar la zona íntima

Cuando sentimos picor e irritación en la zona íntima lo que más deseamos es el alivio inmediato, y la urgencia puede hacer que estemos dispuestas a usar un producto que se proclame específico para ello. Sin embargo, es recomendable seleccionar cuidadosamente los productos que se van a utilizar para el cuidado de nuestra zona íntima. Te contamos acerca de la avena y la glicina, dos ingredientes conocidos por sus propiedades para ayudar a aliviar la irritación de la zona íntima.

Avena y glicina, ingredientes de origen natural para calmar e hidratar la zona íntima

Si la irritación y el picor no van acompañados de otros síntomas como mal olor del flujo vaginal o un volumen y color del flujo distintos a los habituales, enrojecimiento, inflamación, etc., probablemente estas molestias no serán debidas a una infección vaginal y no será necesario un tratamiento específico con un medicamento antifúngico o antibiótico. En caso de dudas sobre el origen de la irritación, se recomienda consultar al profesional sanitario. En los casos de irritación debida al día a día con causas no infecciosas, usar productos que ayuden a aliviar los síntomas y aplicar algunos hábitos puede ayudarte a aliviarla.

¿Qué ingredientes ayudan a disminuir la sensación de malestar e irritación? No hay una respuesta única, hay multitud de ingredientes que pueden ayudar. Por ejemplo, algunas sustancias de origen natural pueden favorecer la sensación calmante y de alivio. Entre estos se encuentran la glicina y la avena, así como el mentol o su derivado Frescolat® X-Cool, del que hablaremos en otra ocasión.

La glicina es un aminoácido natural que forma parte del factor de hidratación natural de la piel. Tiene propiedades hidratantes y emolientes; es capaz de retener agua y por tanto reduce la sequedad en la zona íntima. Además, la glicina es un neurotransmisor que actúa inhibiendo la respuesta de las neuronas. Así pues, la glicina hace que las neuronas sean menos capaces de responder a los estímulos y, por tanto, disminuyen las sensaciones nerviosas. Finalmente, cabe destacar su poder antipruriginoso y calmante. La glicina protege los mastocitos, que son las células que reaccionan frente a la inflamación, el picor, el dolor y el eritema. Con la glicina, los mastocitos no liberan los mediadores de la reacción inflamatoria, por lo que es un potente inhibidor de la sensación de irritación.

Por otro lado, el efecto calmante del extracto de avena se debe a sus propiedades antipruriginosas. Una de las razones de este comportamiento calmante se debe a la suma de dos propiedades: una, su capacidad de retención de la humedad, y dos, su acción antioxidante y antiinflamatoria. De entre sus propiedades clínicas destacan la función protectora de la barrera cutánea, por ser una sustancia reparadora, humectante y antioxidante. Concretamente, la acción hidratante está aportada por la presencia de beta-glucanos, mientras que la acción antioxidante y antiinflamatoria viene dada por el elevado contenido de polifenoles y vitamina E en la avena. Por eso, la aplicación de productos formulados con estos ingredientes puede ayudar a calmar la sensación de picor e irritación en la zona externa vulvar.

Así, una fórmula con ingredientes de origen natural con propiedades calmantes y antipruriginosas como la glicina y la avena que ayude a calmar y refrescar la zona íntima sensible y a mantenerla hidratada puede ayudar a aliviar la sensación de irritación vulvar y picor de la zona íntima externa producidas por el día a día, como el roce con la ropa sintética o durante las relaciones sexuales, o una higiene íntima no adecuada o excesiva, entre otras.

En nuestro blog encontrarás consejos y recomendaciones para llevar un estilo de vida saludable que contribuya a tu bienestar íntimo.

 

L.ES.MKT.CH.10.2017.0539