Una mente sana en un cuerpo sano

Publicado el 21/03/2016

Cada día somos más los que nos decidimos a cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente para conseguir un estilo de vida más saludable que nos permita disfrutar de la vida al máximo.

Pero los consejos de salud que aparecen por todas partes a veces resultan difíciles de seguir e incluso contradictorios. ¿Debo desterrar de mi dieta las carnes rojas? ¿Puedo beber agua durante las comidas? ¿Cuándo es el mejor momento para comer fruta? ¿Qué es el índice glucémico? ¿Una persona sana debe de tener en cuenta estas cuestiones? ¿De verdad todo esto importa?

Nuestra intención no es dar respuesta a todas estas preguntas, sino compartir contigo algunas pequeñas reflexiones que te ayudarán a simplificar y vivir de una forma más sana.

Una mente sana en un cuerpo sano

En primer lugar hay que señalar que existen cinco factores esenciales que nos ayudarán a mantener sanos nuestro cuerpo y nuestra mente: seguir una dieta equilibrada y variada; evitar los tóxicos; dormir lo suficiente; deshacerse del estrés y practicar ejercicio físico con regularidad.

¿Qué es lo fundamental en cuanto a la dieta? La mayoría de nosotros debería aumentar el consumo de frutas y hortalizas hasta llegar a cubrir las cinco raciones diarias recomendadas. Por otro lado, deberíamos reducir el consumo de carne roja, aumentar el de pescado y, en la medida de lo posible, huir de la comida preparada: cuanto menos procesado esté el alimento que compremos, mejor. Y por último, deberíamos beber más agua e intentar aproximarnos a los dos litros diarios de líquido, alcohol excluido, pues deshidrata.

Y hablando de alcohol, un estilo de vida saludable está reñido con el consumo de tóxicos como el alcohol y el tabaco, pero no siempre es fácil deshacerse de estos hábitos, por lo que es muy recomendable consultar con nuestro médico o farmacéutico qué opciones tenemos para dejarlos.

En tercer lugar, disfrutar de un sueño reparador es uno de los indicadores de salud más importantes que tenemos. Dormir un mínimo de 7 u 8 horas diarias suele presentarse como lo ideal, pero ese número puede variar según las personas. Lo importante es detectar cualquier alteración del sueño que puede revelar dolencias ocultas. Para mantener un buen sueño es importante cenar un par de horas antes de irse a la cama, levantarse y acostarse todos los días a la misma hora y dormir a oscuras.

Muy relacionado con el sueño, hay que prestar atención al bienestar psicológico y, especialmente a uno de los problemas más comunes en este área: el estrés. Conseguir momentos que nos permitan divertirnos y relajarnos, más allá del trabajo y las obligaciones puede ser esencial para liberarnos del estrés.

Es recomendable, además, ocupar el tiempo libre con la práctica de deporte o de algún tipo de ejercicio físico, que te ayudará a dormir mejor y a controlar el estrés.

Además de seguir un estilo de vida activo, que podemos incorporar a nuestras rutinas cotidianas: ir andando al trabajo, sacar al perro a pasear o subir por las escaleras; se recomienda también practicar algún ejercicio aeróbico un mínimo de media hora cada día, en esta categoría se cuentan el running, el fútbol, el ciclismo o la natación y, combinarlo con ejercicios de fuerza (pesas, body pump) y flexibilidad (yoga, pilates), por lo menos tres veces por semana.

Es evidente que seguir estas recomendaciones no es del todo fácil, pero tener presentes estos cinco factores nos permitirá conseguir un estilo de vida mucho más saludable.

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Plan de preparación para tus retos deportivos

Plan de preparación para tus retos deportivos

Si eres de los que se ha propuesto un nuevo reto este curso, debes tener en cuenta que tu cuerpo necesita un plan. Entrenamientos graduales, etapas por objetivos, hidratación constante y aporte de los nutrientes adecuados son elementos clave en tu plan de preparación. ¡Toma nota de algunos consejos!