¿Pañales de tela o desechables? Lo mejor para el culito de tu bebé

Publicado el 21/03/2017

Desde que nace hasta que ya no lleva pañal, un bebé usará aproximadamente 6.000 pañales, estando su culito en contacto con el pañal, de forma continuada casi las 24 horas del día, durante más de dos años. Por eso, no es de extrañar que el tipo de pañal, la frecuencia de cambio y el cuidado de la piel del culito sean cuestiones importantes en el cuidado del bebé. Ten en cuenta estos aspectos:

Cambiar el pañal a tu bebé

Lo mejor para la piel. Por un lado, está la composición del pañal. Por el otro, el microambiente que se crea en la zona del pañal. Parece evidente que si el pañal está en contacto de forma constante con la piel, debe ser lo más respetuoso posible con la fisiología de la piel. Pero también es especialmente importante la frecuencia del cambio de pañal, así como la aplicación de una pomada protectora.

Humedad y suciedad de forma permanente. Cuando la orina permanece en el pañal durante un tiempo, la humedad permanente creada por la orina puede contribuir a la proliferación del hongo Candida, uno de los causantes de la dermatitis del pañal, que es una irritación o erupción en la piel de tu bebé. Si, además, el pañal contiene heces y no se retiran de inmediato, la piel se puede irritar y eso puede hacer que, con el roce continuado del pañal, la piel se irrite aún más y pueda sobreinfectarse.

Tipo de pañal: tela o celulosa. Dejando de lado las cuestiones económicas y ecológicas, vamos a centrarnos en el impacto que los pañales tienen en la piel del bebé. Te anotamos algunos puntos interesantes:

  • Aunque los pañales de tela también son efectivos para retener la orina y las heces de tu bebé, los pañales de celulosa son más absorbentes, por lo que mantienen  a tu bebé seco por más tiempo. Esto ayuda a prevenir la dermatitis del pañal.
  • Los pañales desechables, al ser de un solo uso, son más seguros desde el punto de vista higiénico. En cambio, los pañales de tela deben ser lavados frecuentemente y, además, es recomendable hervirlos durante 15 minutos o lavarlos dos veces para eliminar los posibles gérmenes de los restos de las heces y los restos de jabón.
  • Pero además de los pañales de tela y de los desechables de celulosa, existen otras opciones menos comunes: pañales biodegradables, pañales híbridos (de tela por fuera y material biodegradable y desechable por dentro), pañales desechables ecológicos (producidos sin cloro), pañales orgánicos (de algodón cultivado sin pesticidas).

Frecuencia de cambio. Independientemente del tipo de pañal usado, lo más importante es cambiarlo frecuentemente, mantener el culito seco y aseado y aplicarle una pomada protectora para evitar la irritación de la piel y la dermatitis del pañal.

 

En esta sección de nuestro blog encontrarás más consejos para el cuidado del bebé.

 

L.ES.MKT.CH.02.2017.0283

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Protege la piel de tu bebé frente al calor y la humedad

Protege la piel de tu bebé frente al calor y la humedad

La humedad y el calor en el área del pañal aumentan la irritación de la piel y es el caldo de cultivo perfecto para los hongos. Aprovecha el verano para que tu bebé pueda ir con el culito al aire; reducirás el riesgo de padecer dermatitis del pañal.