¿Qué tipo de soluciones salinas para la nariz existen?

¿Es lo mismo solución salina, suero fisiológico y solución de agua de mar? ¿Qué concentración de sales es la adecuada? Muchas veces hemos oído que el agua de mar ayuda a descongestionar la nariz, o que sirve para hacer lavados nasales. Pero también es cierto que la diversidad de productos, formatos y concentraciones disponibles nos pueden confundir. En este post te contamos lo que debes saber sobre las soluciones salinas para tu nariz.

En primer lugar, ¿es lo mismo solución salina que suero fisiológico? No es exactamente lo mismo. El suero fisiológico es una solución estéril de cloruro de sodio al 0,9% en agua, y se llama así porque es lo que más se asemeja al suero de nuestro cuerpo, el líquido en que circulan nuestras células sanguíneas. Suele estar presente en el botiquín familiar porque se usa para limpiar heridas superficiales y quemaduras, además de la nariz y los ojos.

Solución agua de mar para la nariz

¿Y qué hay de la concentración de sales? En este punto hay que despejar algunas dudas de concepto. Se toma como referencia la concentración de sales –cloruro sódico– del suero fisiológico, que es del 0,9%. Una solución con esta concentración es isotónica. Cuando la concentración de sales es más alta, entonces hablamos de solución hipertónica. Y es hipotónica cuando la solución está más diluida, es decir tiene una concentración de sales menor, y no están al alcance del consumidor final, ya que su administración debe ser controlada.

En cuanto a las soluciones de agua de mar, también se presentan como soluciones estériles de cloruro de sodio y se obtienen de la filtración de agua de mar. El agua del mar en algunas zonas geográficas es más rica en oligoelementos, siendo más apreciada la de la zona del Mont Saint-Michel, en Francia.

¿Para qué se utiliza cada tipo de solución? La clave está en la concentración de sales:

Agua de mar isotónica: Es la recomendada para la limpieza nasal y la congestión leve. También es la concentración adecuada para el uso en bebés.

Agua de mar hipertónica: La concentración de cloruro de sodio en agua es mayor, llegando al 2,3%. Aplicada en la mucosa nasal, esta alta salinidad hace que la nariz expulse el agua y arrastre consigo toda la mucosidad y suciedad que encuentre. Este medio más concentrado es adecuado para aliviar la congestión nasal propia de los resfriados y catarros, propios del otoño, o incluso que acompaña a la alergia. También es apropiada para el lavado nasal en caso de rinitis. El agua de mar hipertónica disminuye la inflamación y el edema en la nariz.  

Recuerda que, aunque ahora ya sepas en qué se diferencian los distintos tipos de agua de mar y soluciones salinas, en la farmacia te indicarán la opción más adecuada para ti. Y no dudes en seguir nuestro blog. ¡Tenemos muchas cosas más que contarte! :-)

 

L.ES.MKT.CH.09.2017.0513

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida