Plan de preparación para tus retos deportivos

Entrenar duro requiere preparación. Si eres de los que se ha propuesto un nuevo reto este curso, debes tener en cuenta que tu cuerpo necesita un plan. Entrenamientos graduales, etapas por objetivos, hidratación constante y aporte de nutrientes adecuados son factores clave que debes incorporar en tu plan de preparación física. Un entrenador personal que te acompañe en el proceso puede ser una muy buena opción para conseguir tu objetivo. ¡Toma nota de algunos consejos!

Preparar cuerpo y mente

Primero, el objetivo. No es lo mismo prepararte físicamente para una carrera popular que hacerlo para un triatlón. Tampoco es lo mismo querer ponerse en forma y tonificar los músculos que querer perder peso. Define bien qué quieres conseguir o para qué te preparas. Y cuando tu cabeza te dice “adelante”, tu cuerpo tiene que poder.

Duración y frecuencia. Calendario en mano, asegúrate que tienes tiempo suficiente para seguir un plan. Ten en cuenta tu disponibilidad real para poder distribuir tus sesiones de entrenamiento de forma adecuada.

De menos a más. Aumenta la exigencia gradualmente, sobre todo si no tienes el hábito del deporte adquirido. Sé gradual en la exigencia de resultados, así como en la dureza de las pruebas. Ponte objetivos difíciles pero asumibles; ten en cuenta que el reto debe ser una motivación, no un castigo.

Combustible: Hidratación y micronutrientes. El ejercicio físico activa tu energía, pero debes asegurar que tu cuerpo puede contar con la energía que necesita.

Una dieta rica en vitaminas, minerales e hidratos de carbono, y con un bajo contenido en grasas, representa el combustible necesario para generar la energía. Ciertas vitaminas, como las vitaminas del grupo B, intervienen en el metabolismo energético, por lo que son adecuadas para la práctica de ejercicio físico intenso. También la vitamina C y la vitamina D son adecuadas, por su acción antioxidante y su contribución al funcionamiento de los músculos, respectivamente. No te pierdas este post sobre micronutrientes y deporte.

En cuanto a la hidratación, el mejor líquido que puedes aportar a tu cuerpo es agua. Con el sudor, tu cuerpo elimina litros de agua y cantidades de ciertos minerales que debes reponer, especialmente magnesio y potasio, que intervienen en la función metabólica y muscular. La lectura de este post te aportará algunos consejos sobre cómo recuperarte si practicas deporte.

Tu recompensa. Algunas personas necesitan pequeños premios o recompensas como motivación para seguir adelante y superarse en sus retos. Aunque puede que el hecho de marcarte etapas en tu plan de entrenamiento e ir cumpliéndolas ya sea suficiente estímulo. Con la práctica del deporte, nuestro cuerpo libera endorfinas, las hormonas de la felicidad. Son las responsables de la sensación de satisfacción y alegría que, a pesar del cansancio, sentimos tras la práctica del deporte.

Recuerda que, además de tener en cuenta estos consejos, algunos profesionales, como preparadores físicos, entrenadores personales o fisioterapeutas deportivos, pueden ayudarte a diseñar un plan a medida de tus necesidades y acorde con tus características físicas. Además, hay múltiples aplicaciones móviles y dispositivos wearables que pueden facilitarte una monitorización o seguimiento de tu plan, según tus objetivos y plazos.

Sea cual sea tu opción, en este blog y en nuestros perfiles sociales de Facebook y Twitter encontrarás recomendaciones y consejos sobre energía, rendimiento y salud. ¡Síguenos!

 

L.ES.MKT.CH.09.2017.0519

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Minerales para tu metabolismo energético

Minerales para tu metabolismo energético

Todas las funciones de nuestro organismo dependen de los minerales que, además, forman parte de nuestro cuerpo. A través de la dieta podemos incorporar los minerales esenciales. Descubre por qué son tan importantes.