Hongos en los pies: picor, descamación y enrojecimiento

Publicado el 26/07/2016

Un picor molesto entre los pliegues de los dedos de los pies o en la planta del pie, enrojecimiento y descamación son posibles síntomas de una infección fúngica. Generalmente es fácil identificar los hongos en los pies a simple vista:

Pie atleta hongos

 

  • Si destaca el picor, hay enrojecimiento, hace mal olor, y la piel presenta grietas o descamación entre los dedos de los pies, se trata de pie de atleta o tiña del pie. Es bastante común entre los deportistas y corredores, debido a la presencia de humedad y calor en los pies de forma prolongada. Puede haber pequeñas ampollas y escamas en la planta. Generalmente aparece entre los dedos y es más común en adolescentes. Conviene que revises otras partes del cuerpo, ya que el pie de atleta puede llevar asociados hongos en otras localizaciones.
  • Cuando las uñas tienen un color distinto, más amarillento o grisáceo, están deformadas y son frágiles, se puede tratar de tiña de las uñas. El nombre más técnico es onicomicosis y suele ir precedida por pie de atleta. Es más común en las uñas de los pies, pero también puede presentarse en las manos.
  •  Si la piel de alrededor de la uña está enrojecida e inflamada se trata de una paroniquia, más conocida como uñero. Duele al presionar y puede presentar ampollas con pus. Puede deberse a una infección bacteriana o fúngica, cuando es fúngica es más difícil de detectar y suele durar más tiempo.

Ahora que ya tienes pistas sobre qué puede pasarle a tus pies, acude a tu farmacia. Allí te aconsejarán sobre qué producto te puede ir bien para reducir la infección y mejorar el aspecto de tus pies. Una medida que te ayudará siempre a prevenir futuras infecciones es lavar tus pies con agua y jabón y secarlos bien, especialmente entre los dedos de los pies.

 

CAN-0616-18

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

¿Humedad en los pies? Prevén el mal olor y los hongos

¿Humedad en los pies? Prevén el mal olor y los hongos

Uno de los escenarios más comunes de contagio por hongos es el gimnasio: las duchas, los vestuarios y la piscina constituyen el caldo de cultivo perfecto para los hongos causantes de las infecciones fúngicas, como el pie de atleta, y del mal olor de pies.