¿Hongos? Evita la humedad y recupera el buen olor

Publicado el 04/07/2017

Humedad y pies no es una buena combinación. Hemos hablado en este post en varias ocasiones sobre la conveniencia de asegurar que los pies estén secos, pues unos pies húmedos representan el entorno idóneo para los hongos.

Hay varias situaciones en las que tus pies pueden sudar en exceso. Este sudor, junto con poca aireación y cierta temperatura o calor en la zona, constituyen el clima perfecto para los hongos. Por eso el pie de atleta es habitual en los deportistas. Y por eso es recomendable eliminar el exceso de sudor y aportar frescura a los pies.

Humedad y hongos en los pies

Asegúrate de secar bien tus pies después de lavarlos con agua y un jabón neutro. Una vez tus pies estén bien secos –no olvides los espacios entre los dedos– la aplicación de un desodorante refrescante que tenga, además, ingredientes con acción antibacteriana y antifúngica, ayudará a evitar un mal olor de pies. Ten en cuenta que una de las posibles causas del mal olor de pies es la presencia de hongos que, a su vez, puede verse favorecida por la humedad que produce el sudor. Otro síntoma típico del pie de atleta es un picor intenso en la zona afectada, es decir, entre los dedos de los pies. En caso de tener estos síntomas consulta a tu farmacéutico, quien te recomendará el tratamiento adecuado para el pie de atleta.

El uso de calcetines de algodón o fibras naturales, no sintéticas, permite una buena transpiración, por lo que ayudará a evitar el exceso de sudoración y de calentamiento del pie. En este post te contábamos cómo evitar la aparición de hongos en el deporte de invierno; pero puede servirte si también haces deporte en esta época.

Sigue nuestro blog, encontrarás más consejos y recomendaciones para el cuidado de tus pies y de tu salud en general.

 

L.ES.MKT.CH.04.2017.0371

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida