Conoce y refuerza los dos niveles de defensa de tu sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el sistema de defensa del organismo frente a las agresiones externas. Está compuesto por una red de tejidos, células y proteínas (anticuerpos) que trabajan conjuntamente y se complementan para protegernos.

Los leucocitos son el primer nivel de defensa del sistema inmunitario frente a los agentes externos. Si éste falla, el sistema inmunitario tiene un segundo nivel de defensa más específico, que son los linfocitos y anticuerpos.

Vitamina C zinc para las defensas

La vitamina C actúa en el primer nivel de defensa, facilitando algunas de las reacciones químicas del sistema inmunitario. Nuestro cuerpo no puede sintetizar vitamina C, por lo que es importante aportarlo de forma externa. Los cítricos son la fuente de vitamina C por excelencia, pero también se encuentra en frutos rojos, hortalizas y legumbres.

El zinc es un mineral necesario para el desarrollo de los linfocitos T, por lo que actúa en el segundo nivel de defensa. Podemos incorporar el zinc a través de alimentos como el chocolate, las legumbres, semillas y frutos secos, o la carne.

Además, la vitamina C y el zinc son antioxidantes, es decir, contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo y por eso son importantes en el funcionamiento normal del sistema inmunitario. Como te hemos comentado en este post, la combinación de vitamina C y zinc es un gran aliado de tu sistema inmunitario. Un complemento alimenticio que contenga vitamina C y Zinc ayudará a tus defensas en los dos niveles para prevenir los procesos derivados del frío.

En nuestro blog encontrarás más consejos para ayudar a tus defensas naturales y prevenir infecciones. ¡Síguenos!

 

L.ES.MKT.CH.10.2016.0155

Categorías:

Tags:

Bayer te cuida

Tres micronutrientes que contribuyen a tus defensas

Tres micronutrientes que contribuyen a tus defensas

La acción conjunta de tres micronutrientes –vitamina C, vitamina D y zinc– confieren una triple protección para el cuerpo. Refuerza tus defensas a tres niveles para hacer frente a los primeros síntomas invernales.