La tos seca te irrita la garganta. ¿Cómo puedes aliviarla?

A veces es de lo más inoportuna y puede jugarnos una mala pasada. Pero a pesar de ser molesta, la tos puede prevenirnos de un mal mayor: es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo para proteger el aparato respiratorio frente a algún irritante presente en las vías aéreas. Te contamos cómo se origina y cómo puedes aliviarla.

Hay varios tipos de tos; en el caso de tos seca, no hay expectoración o mucosidad, pero produce irritación de garganta. La tos seca es un síntoma habitual de la gripe, y también puede ser síntoma de resfriado si evoluciona en tos productiva (con mucosidad); en este post te contamos la diferencia entre gripe y resfriado.

Aliviar tos seca

Se trata de un acto reflejo, así que muchas veces no somos conscientes de que tosemos. En el mecanismo de la tos interviene el sistema nervioso y el aparato muscular. Así es como se coordinan: el reflejo de la tos provoca un impulso nervioso que empieza cuando un irritante químico o físico excita los receptores de la tos –que se concentran en la garganta, pero también están en el esófago, los oídos, la nariz y distintos puntos de las vías respiratorias–, luego el impulso sube hasta el bulbo raquídeo, donde se sitúa el centro de la tos. Después, este impulso se va hacia el diafragma y los músculos intercostales y abdominales, que se contraen. Cuando la presión dentro de la caja torácica aumenta, el aire tiene que salir, de manera brusca, por la boca.

Del mismo modo que la tos se puede provocar, también se puede evitar o cortar. Para cortarla hay que actuar sobre el centro tusígeno, es decir, el centro productor de la tos, en el que intervienen los nervios, los pulmones y la pleura. La tos seca no sólo produce malestar sino que suele prolongarse en el tiempo, a causa de la irritación de la tráquea y de la mucosa faríngea. En estos casos es recomendable tomar un antitusígeno. El dextrometorfano es uno de os más utilizados y actúa precisamente inhibiendo el centro de la tos.

Además, te recomendamos algunas sencillas acciones que te ayudarán a aliviar la tos y la sensación de resequedad de la garganta:

- Tomar caramelos duros de miel que ayudan a suavizar la garganta por su efecto protector local.
- Duchas de vapor que pueden ayudar a combatir la tos seca.

En nuestro blog encontrarás consejos e información de utilidad para ganar en autonomía sobre el cuidado de la salud y el bienestar. ¡Síguenos!

 

L.ES.MKT.CH.11.2016.0168