“¿Salimos a cenar?” El bebé es importante, la pareja también

Desde que habéis pasado a ser tres en casa, apenas habéis tenido tiempo para vosotros. Seguir cultivando la relación de pareja en el posparto es clave para que vuestro bebé crezca feliz.

Los primeros meses tras el parto pueden resultar agotadores. Adaptarse a la nueva vida, con un bebé que os necesita 24 horas al día, requiere un gran esfuerzo. Aun así, es importante que durante el posparto encontréis tiempo para la pareja. Con un poco de organización lo conseguiréis y podréis disfrutar de los beneficios que esto tendrá para vuestra familia.

La importancia de cultivar la relación de pareja en el posparto.

¿Por qué no os dais un respiro?

Pasáis juntos más tiempo que nunca y, sin embargo, os echáis de menos. Vuestras conversaciones se han reducido a: “El bebé ha comido bien”, “ha dormido dos horas esta tarde”, “creo que tiene cólicos” …, y la simple idea de alejaros de él un ratito os hace sentir mal. Es normal tener este sentimiento, pero vuestro bebé necesita unos padres felices que disfruten de esta nueva etapa, no unos padres que, por creer que no se pueden separar de él, estén desbordados, irritables, estresados… No olvidéis que el bebé también se alimenta de vuestras emociones.

Hay tiempo para todo

¿Por la tarde? ¿Por la noche? ¿El fin de semana? Eso es lo de menos, la cuestión es que sea un momento que a los dos os vaya bien. Tampoco hace falta organizar algo que requiera mucho tiempo. Si eso va a hacer que estéis preocupados por cómo estará el bebé y vais a tener la tentación de llamar cada cinco minutos, no merece la pena. En ese caso, más vale que solo sean un par de horas, o lo que creáis conveniente, pero que compartáis tiempo en pareja de calidad. Aprovechad para miraros a los ojos, para regalaros muestras de amor, para explicaros cómo os sentís, lo que necesitáis… En definitiva, para hacer aquello que solíais hacer cuando tenías todo el tiempo del mundo para dedicarle a vuestra relación de pareja.

¿Con quién lo dejaréis?

Ahora mismo, vuestro bebé es lo más importante de vuestras vidas, por eso no siempre es fácil elegir a quien confiar vuestro bien más preciado. Los abuelos o los tíos suelen ser la opción más habitual, aunque no tiene por qué ser vuestro caso. Sea quien sea la persona que elijáis debe contar con vuestra total confianza. No penséis en el qué dirán la familia o los amigos (ya sabéis las disputas que se pueden crear con estos temas), lo importante es que os podáis ir tranquilos, que podáis desconectar un momento de todo lo que conlleva la llegada del bebé y el posparto.

¡Todo listo!

Ya tenéis el día, el cuidador y sabéis lo que vais a hacer (ir a dar un paseo, al cine, a cenar, salir a tomar un café…), ahora solo queda dejarlo todo organizado en casa.

  • Enseñadle a la persona que se quede con el bebé en qué parte de la nevera están las bolsitas con la leche materna. Seguro que tiene suficiente, pero también le podéis decir que en el congelador tiene más y cómo debe hacer para descongelarla y dársela en el caso de que la necesitara.
  • Si el bebé se alimenta con leche de fórmula, podéis usar un recipiente dosificador para dejar preparada la cantidad que se le da en cada toma. Dejarlo apuntado en un papel, también es otra opción.
  • Al cuidador le será de gran ayuda que le expliquéis esas costumbres que tiene vuestro bebé: la canción que le gusta a la hora de dormirse, lo que suele hacer cuando tiene hambre, cuál es su juguete favorito…
  • Pañales, cremas, ropa, ropa de cama… Dejadlo todo bien a mano o explicadle dónde puede encontrarlo.
  • Dejar anotados vuestros números de teléfono y los de algún familiar, incluso los del sitio al que hayáis decidido ir, os dará mucha tranquilidad. Por eso mismo, aseguraos de que vuestros móviles tienen suficiente batería o llevaos el cargador.

Llegó vuestro tiempo

Habéis planeado hasta el más mínimo detalle, así que ahora os toca disfrutar del tiempo en pareja. Aprovechad cada minuto que estéis a solas para recordaros lo mucho que os queréis, porque es probable que en estos primeros meses de posparto no hayáis tenido mucho tiempo para hacerlo.

Una vez lo hayáis probado y veáis lo bien que os va, como padres y como pareja, compartir estos momentos, repetiréis, ¡eso seguro!

 

L.ES.MKT.CH.03.2017.0302